lunes, 1 de febrero de 2010

Entierro de cuchillos


El día 5 de diciembre se celebró en Gambia el ritual de iniciación de unas cuantas niñas mandingas. Este rito, donde se acostumbra a practicar la mutilación genital femenina a niñas que ya han cumplido los 12 años y por lo tanto entrado en la adolescencia, convirtiéndolas de esta manera en "aptas" para el matrimonio, después de haber sido mutiladas.

Afortunadamente esta vez el ritual fue sólo simbólico y en cambio se celebró el "entierro de cuchillos" por más de 60 mujeres que se comprometieron a dejar de practicar mutilaciones y luchar por defender a las niñas.

Imágenes como esta ayudan a seguir trabajando para sensibilizar al máximo número de personas, y conseguir en un futuro inmediato la erradicación de la mutilación genital femenina. Al acto acudió Mama Samateh, presidenta de AMAM, la organización donde canalizo mis donaciones para contribuir a esta lucha que también es la mía

5 comentarios:

  • Higorca Gomez Carrasco dijo...

    Es un horror la mutilación femenina, esas pobres niñas que tienen que sufrir en ese momento y toda la vida, buena forma de pensar enterrar esos malditos cuchillos ¡Ojala se conciencien y no mutilen a ninguna más!!!
    Un fuerte abrazo

    angela dijo...

    E bien con ese ritual esperamos que viene el día cuando las mujeres tiene su derecho.
    Un abrazo.

    Anónimo dijo...

    Esto es una barbarie y persiste como consecuencia de esas ideas decadentes del progresio.El estructuralismo y la progresía de los años 60 tienen culpas en el mantenimiento de esta brutalidad mantenida gracias a laspolíticas buenistas.
    Hay que mandar a Africa ejercitos numerosos que mantengan el orden,la disciplina, el método, el rigor, la cultura, la sanidad, la salud, la vacunación, el control de las aguas , el derecho y la civilización, si ,si , Levy.Strauss era un farsante equivocado y reconoció muy tarde su error.

    Anónimo dijo...

    Un ejército de 7000 almas comandadas por la ONU está haciendo más servicio en Africa que toda la cultureta progresista que inunda de propaganda el mundo de hoy.
    Una potabilizadora de agua o un hospital de campaña sostenidos con un fusil dan más vida que todo la buena voluntad progresista de esas buenas e ingenuas gentes que publicita la prensa.
    El Líbano y Haití son buenos ejemplos. El comtan necesita una mano de hierro enfundada en guante de seda para evitar que le alcance la putrefacción.

    Anónimo dijo...

    Por ese capítulo dos daría yo un mundo por un teléfono numerado daría un mensaje real.

  • Publicar un comentario