domingo, 10 de abril de 2011

Encantada de conocerme


No es fácil renunciar a un fin de semana para asistir a una actividad no lúdica, por más que se crea que ello puede ayudar en nuestro crecimiento personal; sin embargo, después de haber conocido los eneagramas de la mano de Borja Vilaseca durante este fin de semana, he salido con el convencimiento de que he aprendido cosas sobre mí misma que hasta ahora ignoraba o solamente intuía, y otras que tal vez no quería saber ni reconocer, pero que ha resultado muy enriquecedor y satisfactorio, y que sin duda me ayudará en mi proceso de crecimiento personal.

Un eneagrama define los nueve tipos básicos de personalidad que nos definen mediante un gráfico, y constituye un modo de conocernos mediante un test que nos acerca a un tipo de personalidad de los nueve representados.

Ninguno de los tipos tiene que ser mejor ni peor que otro. Se trata de saber cuál es el nuestro para así aprovechar todo nuestro potencial. Muchas veces, la imagen que transmitimos no tiene nada que ver con lo que pensamos de nosotros mismos o cómo nos gustaría ser. Descubrir porqué nos comportamos de una determinada manera nos ayudará a entender cuáles son nuestros miedos y trabajar para superarlos.

Asimismo, determinar el eneatipo de las personas con las que nos relacionamos cada día, nos permitirá ver cuáles son sus debilidades y evitar enfrentamientos o herir susceptibilidades. Muchas veces, sin ser conscientes de ello, odiamos actitudes en los demás que también son rasgos característicos en nosotros mismos y que no nos gustan, razón por la cual las rechazamos cuando las detectamos en terceras personas.

El camino del autoconocimiento es un ejercicio de honestidad para con nosotros mismos, donde no deberíamos juzgarnos ni engañarnos. Aceptarnos tal como somos nos permitirá actuar desde un grado de consciencia mucho mayor e intentar trabajar para mejorar aquellos aspectos de nuestra personalidad con los cuales no nos sentimos satisfechos.

Nunca podrás cambiar a los demás, la realidad sólo es una, lo único que puedes cambiar es tu manera de ver las cosas e intentar que te afecte o te haga sufrir lo menos posible. Ser feliz sólo depende de un cambio de actitud por nuestra parte.

“Encantado de Conocerme” de Borja Vilaseca, nos ayuda a comprender nuestra personalidad a través del Eneagrama, un libro muy recomendable.

1 comentarios:

  • Sueños de vida dijo...

    Seguramente no se trata de lo mismo, pero veo ciertos paralelismos entre el curso de eneagramas y el de inteligencia emocional, en el que participé hará una par de años. Tu frase "Ser feliz sólo depende de un cambio de actitud por nuestra parte" me acerca de nuevo al mismo, olvidemos miedos a lo desconocido de nosotros mismos. Leeré el libro que recomiendas, lo intuyo positivo.

  • Publicar un comentario